23 sept. 2013

Caída del pelo en otoño | ¿Por qué? ¿Qué podemos hacer?


En otoño los paisajes se tiñen de colores marrones y dorados, comienzan a bajar las temperaturas, se caen las hojas de los árboles... ¡y también se nos cae el pelo! Hombres y mujeres se preocupan por la excesiva caída de cabello que se sufre en otoño y somos muchos los que empezamos a decir frases como "me estoy quedando calva/o", "esto no es normal", etc. Explicamos los motivos de esta caída estacional, qué otras causas existen y si podemos o no hacer algo para disminuir ésta pérdida ¡que nos trae de cabeza!


¿Tenemos que preocuparnos? ¿Qué podemos hacer? 



Y es que somos muchos los que empezamos a comprar productos anticaída para el cabello, buscar remedios naturales, ingerir complementos alimenticios... Mil y una historia para no perder nuestro pelo. Pero...¿por qué ocurre esto? ¿Actuamos adecuadamente? 

Para entenderlo, primero tenemos que conocer las diferentes etapas de la vida del pelo, que suele durar de 2 a 6 años:

  • Fase anágena: En esta fase el pelo se mantiene en constante crecimiento, es su etapa joven. Las raíces son fuertes, el pelo es más grueso, está sano y brillante. Ésta es la etapa más larga, abarcando la mayor parte de la vida del pelo, y normalmente alrededor de un 80% del cabello está en esta fase.
  • Fase catágena: Es la fase en la que el pelo se muere. Su raíz ya no está tan profunda si no que está mucho más cerca de la superficie del cuero cabelludo. De esta manera, el pelo ya sin vida deja espacio suficiente para que comience a generarse el nuevo pelo que ocupará su lugar. En esta fase el pelo comienza a perder brillo, densidad, y por supuesto, deja de crecer. Esto durará entre 2 a 4 semanas.
  • Fase telógena: Es la última fase en la que el pelo finalmente acaba cayendo. El pelo queda totalmente suelto y cae porque ya ha surgido uno nuevo detrás que le empuja para nacer. Todo esto sucede en un período de 3 o 4 meses. 

Ésta última fase es la que coincide con la estación de otoño. Conociendo por tanto el ciclo de vida del pelo, se deduce que su caída en mayor proporción durante esta época es totalmente natural. Además, y lo que es más importante para aquellas personas que pensamos que nos quedamos calvas, es que la caída estacional del pelo significa que hay otro nuevo naciendo, y que por tanto no es una pérdida, sino una regeneración. Así que podemos estar tranquilos en este aspecto.


Otras causas de caída 

Silvia Viñuales via photopin cc
Otra cuestión diferente sería que la pérdida fuera extremadamente excesiva, y lo que es más importante, que se produjera en una zona concreta, ya que ésta fase natural de caída se produce en todo el cabello, no soló en una zona. 

Además, la pérdida del cabello se puede producir por una alimentación inadecuada, falta de ciertas vitaminas o minerales como son las vitaminas del grupo B, hierro, zinc... También por desajustes hormonales, estrés, el consumo de ciertos medicamentos y, sobre todo, por factores de herencia genética, tanto en hombres como mujeres. Se podría decir que fijándonos en la abundancia o ausencia de melena en nuestros padres y abuelos, podríamos ver el posible futuro de nuestro cabello. 

Por tanto, en cualquier caso que consideremos tener una caída excesiva de pelo, lo que se debe hacer siempre es acudir al dermatólogo para que diagnostique si la causa es normal o, por el contrario, debe ser tratada. 


¿Qué podemos hacer?

Realmente para combatir esta caída poco se puede hacer, puesto que como hemos ido viendo es algo natural del ciclo de vida del pelo. Siempre podemos tomar complementos alimenticios que nos aporten vitaminas y nutrientes necesarios y de los que algunos podemos carecer en nuestra alimentación diaria, y estos suplementos nos ayudarán a mantener un pelo sano durante su etapa de crecimiento (anágena), pero no servirán de mucho durante la etapa de caída (telógena). Claro que nos beneficiarán en otros aspectos, pero no en la caída natural del pelo. 

photo credit: Josep Ma. Rosell via photopin cc

Otra cosa que podemos hacer es favorecer y mejorar esa renovación. Para ello una opción muy buena es cortar el pelo, especialmente si éste es largo. El corte, a pesar de las creencias populares, no va a hacer que el pelo crezca más fuerte pero sí mejorará el que tenemos en ese momento. Las puntas son la parte más estropeada del cabello y la más vieja, por lo que un corte hará que el daño que pueda haber en ellas (si están abiertas o secas, los daños del mar y el sol en verano...) se eliminen y no suban hacia la raíz acabando con la salud y belleza del pelo. 

Además de estos consejos, debes recordar siempre que el uso del secador y las planchas debilita mucho el cabello por lo que lo mejor es evitarlas y si las usas, utilizar siempre un protector térmico. 

Mantener una alimentación equilibrada y beber agua en abundancia ayudan a mantener un pelo sano (además de nuestro organismo). Y dar ligeros masajes con los dedos por el cuero cabelludo activa la circulación y beneficia el crecimiento.

Deciros que no debéis asustaros demasiado si encontráis grandes cantidades de pelo en el cepillo, el baño... Especialmente si tenéis el pelo muy largo, puesto que aunque sea "poco" el que cae, al ser tan largo parecerá más cantidad. Mi pelo es al menos de talla XXL (me llega a la cintura) y por tanto cuando me cepillo parece que he perdido media melena de una pasada. De todas formas seguiré tomando levadura de cerveza en mis desayunos y dentro de una semana me cortaré el pelo, que para mí es obligatorio todos los años en esta época por su importancia. 


Y vosotros, ¿hacéis algo en esta fase de vida del pelo?

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Me hace mucha ilusión leer vuestros comentarios, ¡¡gracias por gastar unos segundos de tu tiempo!! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...